Te pongo en situación:

Un buen día, te das cuenta del inmenso océano en que navegan tus anuncios de Ads, con todo tipo de formatos y propuestas hechas a medida para captar rápidamente al público objetivo que pasa por delante de ellas.

Así que decides que para no perderte entre esa interminable ristra de ofertas, vas a hacer que tus anuncios no dejen indiferente a nadie. Y te vienes arriba diseñándolo.

Tan arriba que irónicamente el resultado es el contrario: tu anuncio no aparece.

https://quarizmi.es/blog/wp-content/uploads/2020/12/eliminado.png

Aunque más bien parece que se ha…¿eliminado?

¡Exacto! Cuando tu anuncio de Ads se convierte en un escaparate visual o audiovisual hiper llamativo y recargado que consume demasiados recursos para mostrarse, tales como datos de red, memoria RAM o CPU, nos encontramos con un problema. Por una parte, por entorpecer una experiencia de usuario positiva, que tan importante es para el favorable desempeño de tus campañas.

Por otra parte, porque Google lo ha decidido así. Ya sabes: ¡su techo, sus normas!

Y es que aunque esto es algo que se venía anunciando hace un tiempo, en agosto de 2020 (con el lanzamiento de Chrome 85), Google puso en marcha una nueva función que permite a su navegador Chrome el bloqueo automático de anuncios ”pesados” que usen demasiados recursos del sistema.

¿Qué podemos considerar como anuncios “pesados”?

Google se ha encargado de responder a esa pregunta estableciendo tres criterios mínimos, para los anuncios con los que el usuario no ha interactuado:

  • Anuncios que usen la memoria CPU durante más de 60 segundos.
  • Anuncios que usen la memoria CPU durante más de 15 segundos en un periodo de 30 segundos.
  • Anuncios que usen más de 4 Megabytes de ancho de banda para mostrarse.

Si sobrepasa uno de estos límites, automáticamente se mostrará un mensaje de error, informando al usuario de que dicho anuncio ha sido eliminado para evitar el gasto de recursos. El anunciante por su parte, recibirá un mensaje notificando el motivo de dicho bloqueo del anuncio para poder corregirlo.

Cabe recalcar además, que los anuncios que sobrepasan estos límites, van en contra de los estándares propuestos en la guía de desarrollo de anuncios agradables para el consumidor de Better Ads Standards, con la que Google Chrome lleva trabajando desde 2018.

Supuestamente, solo el 0,3% de anuncios superan estos límites…el problema es que este 0,3% supone los anuncios que consumen un 27% de datos de red y casi un 28% de CPU.

Eso sin contar que Chrome conlleva un 69% del uso global de navegadores de internet.

Esta función tiene como objetivo «oficial» el rechazo de anuncios que realizan acciones pesadas de JavaScript o un gasto excesivo de la CPU, como los anuncios que contienen mini juegos…pero ojo, porque esto supone para Google un ladrillo más en su cerca de control para decidir lo que le conviene que pase en el terreno de los anuncios en internet.

De modo que parece que si queremos seguir jugando en casa del gigante buscador, vamos a tener que atenernos a algunas normas preestablecidas, ¡así que repasemos nuestras campañas para asegurarnos de que nuestros anuncios cumplen con ello!

De todas formas, te muevas o no en el terreno de Google, acuérdate:

¡Cuida la experiencia de usuario!

Y no olvides de cuidarte tú también ????

AL