No es ningún secreto que la creación de un anuncio para campañas de PPC es una tarea más bien larga y ajetreada.

Elegir el título, descripción, disposición del texto, enfoque del producto, qué extensión utilizar...Todo ello forma parte de un lento, aunque necesario proceso para cualquier anunciante que quiera encaminarse a cumplir los objetivos fijados.

Lamentablemente, no eres el único que tiene que dar el visto bueno a tus anuncios: recuerda que nos encontramos jugando en terreno de Google.

Y si lo que ve no le gusta, es más que probable que eso se convierta en una notificación de rechazo en tu cuenta.

1. Rechazos en Google Ads

Según la definición de Google:

“Los anuncios rechazados no se muestran porque infringen las políticas de Google Ads”.

Y realmente, es tan sencillo como eso.

Las campañas de Google Ads son sometidas a un constante proceso de revisión, que mediante una serie de filtros automatizados, se aseguran de que nuestros anuncios cumplan con sus Políticas Publicitarias. Concretamente, en 2020 se retiraron casi 3.200 millones de anuncios por violación de sus políticas.

Aunque lo principal que hay que entender en este punto, y es el que nos interesa, es que el sistema de revisión automática de Google no es capaz de emular completamente la percepción humana. Esto da como resultado que muchos anuncios sean incorrectamente “rechazados” por la plataforma y bloqueada su visualización para los usuarios. 

¡Pero no hay que entrar en pánico! 

Como veremos más adelante, no es una situación irreversible, ya que podremos corregir nuestras infracciones y así devolver la actividad de nuestro anuncio, o bien apelar ante Google, aportando las pruebas necesarias para demostrar que dicho rechazo es injustificado.

Veamos ahora cuáles son los 12 rechazos más comunes en Google Ads con los que podrías encontrarte y cómo arreglar esta situación para ganarte la confianza de la plataforma.

 

2. Rechazos más comunes en Google Ads

2.1. Discrepancia de destino

Un clásico. Dos anuncios del mismo grupo apuntan a dos direcciones web diferentes.

Google Ads permite a los anunciantes apuntar a diferentes URLs, pero siempre a nivel de cuenta, no en el mismo grupo de anuncios. Únicamente podremos apuntar a diferentes páginas del mismo destino web con diferentes páginas dentro del mismo grupo de anuncios. (Por ejemplo, podríamos apuntar con un anuncio a mipaginadedeportes.com/mochilas-30-litros y con otro anuncio del mismo grupo a mipaginadedeportes.com/bañadores-chico).

Este problema puede aparecer cuando al hacer algún cambio de nombre de dominio o similar, queda algún anuncio sin actualizar. Lo mismo puede ocurrir al usar una URL de terceros como página de destino.

La solución en este caso es bien sencilla: simplemente asegúrate de que todos los anuncios del mismo grupo al que pertenece el que haya sido notificado como rechazado, apunten a la misma página de destino. En caso de querer que se dirijan a diferentes URLs, puedes hacerlo usando diferentes grupos de anuncios.

2.2. El destino no funciona

Junto con el anterior, el tipo de rechazo más común. Si tu anuncio es notificado como rechazado por esta razón, el problema está directamente en la landing de destino a la que apuntan.

En este escenario, los rastreadores de Google no han sido capaces de acceder a la web de destino, consecuencia quizás de un error al introducir la URL en el anuncio, que ésta haya cambiado, o directamente puede ser un error en tu sitio web que impida su normal funcionamiento, como un fallo de servidor o en el código fuente de la página.

2.3. Uso de Malware

Mientras que los casos anteriores se presentaban como fáciles de rectificar, que tus anuncios sean rechazados por actividad sospechosa en tu web puede darte más de un dolor de cabeza.

Este tipo de rechazo indica que se han detectado enlaces con destinos sospechosos o algún problema en la codificación de la web. 

Y arreglar esto, precisará de un buen puñado de horas seguramente ya destinadas a tareas mucho más productivas. 

Como ayuda complementaria, es posible notificar a Google del problema directamente para ayudarnos al menos a localizar de forma específica el problema dentro de nuestra web, aunque no está garantizado que pueda ser localizado con efectividad.

2.4. Puntuación y símbolos

Partiendo del carácter público del contenido que ofrece, el uso de Google Ads conlleva el cumplimiento de ciertas pautas de estilo que el anunciante debe tener en cuenta a la hora de redactar sus anuncios.

Por lo tanto, si tu anuncio recibe una notificación de “rechazado” por esta razón, únicamente deberemos repasar las pautas gramaticales marcadas por la plataforma y adaptar los textos de nuestros anuncios en consecuencia. Esto conlleva por ejemplo, un uso correcto de símbolos de exclamación e interrogación, sin pasarse en número con la intención de enfatizar al máximo tu mensaje. Además, nunca podrán utilizarse para un titular.

¡Tendrás que confiar que el mensaje de tu anuncio sea lo suficientemente bueno para captar potenciales clientes por sí mismo!

2.5. Exceso de mayúsculas

En la línea del caso anterior, la influencia del sector del Marketing Digital y el exceso de información actual, ha puesto muy de moda ciertas prácticas a la hora de tratar de destacar un fragmento de texto. 

Entre ellas, el poner algunas palabras clave con todas las letras en mayúsculas, algo por lo que la plataforma no parece dispuesta a pasar. 

La única excepción es si el anuncio ofertase cierto código promocional o descuento que precise del uso de letras mayúsculas, por lo que dado el caso, podría pedirse una revisión específica a Google. Decir también que mientras que el uso excesivo de mayúsculas en tu anuncio es un punto fácilmente rechazable por la plataforma, aún puedes usar mayúsculas en la primera letra de cada palabra del título como forma de enfatización.

2.6. Marcas comerciales en el anuncio

Un error muy común cuando el nombre de una marca se usa como parte de los términos de búsqueda usados para ciertos productos.

El problema ocurre cuando no tenemos una autorización expresa para usar el nombre de otra marca en nuestro anuncio. Algo más que probable si nuestros anuncios ofertan productos de grandes marcas comerciales a nivel global.

En el caso de que sí que contemos con la autorización expresa de una empresa para hacer uso comercial de una marca que ha sido rechazada por el sistema, podremos reclamar el caso a Google a través del siguiente formulario.

2.7. Productos peligrosos

Como es lógico, existen una serie productos que no deberían siquiera asomar de casualidad por los textos de tus anuncios. Al menos si queremos evitar tanto el rechazo de Google Ads, como una mancha negativa en nuestro branding.

Por supuesto, en este grupo entrarían los anuncios que promocionen de alguna forma el uso y/o comercialización de drogas recreativas, venta de alcohol, tabaco o ciertas clases de armas no autorizadas. La única excepción que acepta la plataforma, es el anuncio de piezas de armas que promueven la seguridad de las mismas, por parte de comerciantes de armas certificados y autorizados para tal fin.

Para este tipo de campañas y debido a la naturaleza del producto anunciado, los anunciantes deberán seguir una política mucho más estricta, por lo que únicamente existirá una primera advertencia antes de la suspensión total de la cuenta en caso de persistir infringiendo este punto.

2.8. Contenido inapropiado

Una vez más, como plataforma de contenido público, Google no permite el uso de contenido explícito, inapropiado o violento dentro de ningún anuncio en su plataforma de Ads.

Dentro de esta categoría entraría todo lo relacionado con juegos de azar, falsificaciones, contenido para adultos, contenido clasificado como ofensivo, etc. 

En este caso, no quedaría otra que conocer bien cuáles son este tipo de contenidos cuestionables y eliminarlos de nuestras campañas.

Sin embargo, es cierto que hay ciertas industrias que dependen del contenido que los sistemas automáticos de Google pueden estar clasificando erróneamente como inapropiado, como reclamo publicitario principal, ya que en ello se basan sus servicios. En esta situación, es posible la apelación ante Google y si procediera, la publicación de dichos anuncios bajo una calificación de “Aprobado con limitaciones”.

2.9. Clickbait

Básicamente, los anuncios que contengan un CTA que señale de forma directa el que el usuario haga clic en el anuncio, serán inmediatamente rechazados.

Es decir, nada de “¡Haz clic aquí!” en tus anuncios.

En su lugar, deberemos buscar otro CTA que llame al usuario a contactar o seguir informándose de una forma menos directa. Una vez corregido este punto del texto, podremos volver a enviar nuestra propuesta a la plataforma para su aprobación.

2.10. Comportamiento deshonesto y tergiversación

Igual que ocurre con los clickbait, si algún otro contenido dentro de nuestros anuncios pudiera considerarse un intento de estafa o de engaño a los usuarios, como un precio de producto falso, este será rechazado inmediatamente por la plataforma.

Para solucionar esto, simplemente deberemos reconsiderar las partes que puedan chocar frontalmente con una sospecha de supuesta estafa y volver a enviar nuestra propuesta de anuncio.

Y por supuesto… ¡ojo con el contenido que promocione de alguna forma el engaño a terceros o uso de datos sin autorización, como software espía o venta de documentos!

De ser así, y si la infracción persiste tras el primer aviso, la cuenta será directamente suspendida durante 7 días.

2.11. Sacar provecho de eventos sensibles

Te habrás dado cuenta de la cantidad de campañas que han aprovechado la situación mundial provocada por la pandemia del COVID-19 para darle una vuelta de tuerca a su enfoque publicitario, ¿verdad?. Bien pues con Google Ads, hay que tener cuidado con el contexto al que se refieren tus anuncios.

Evitaremos entonces hacer uso de contenido que pueda parecer estar explotando a su favor algún hecho social, político, cultural o natural delicado.

Si los servicios/productos que ofreces tocan de cerca algún tema que pueda ser malinterpretado o llevar a la ofensa de terceros, lo mejor será modificar el texto del anuncio para darle un enfoque más neutro o centrado en una característica intrínseca del servicio o producto anunciado.

2.12. Problemas de vivienda, crédito y empleo

Una de las novedades más importantes en el sistema de rechazo de Google Ads, lo encontramos en lo referido a los anuncios de viviendas, créditos y empleo.

Y es que a en la última mitad de 2020, la plataforma decidió impedir la exclusión de estos anuncios a usuarios por razones de edad, sexo o estado civil. 

Esto afectó directamente por ejemplo a cualquier tipo de negocio relacionado con la venta, alquiler o construcción de viviendas que quisiese apuntar a un público segmentado por edad o sexo o similar.

 

3. Otras restricciones

Existen algunos casos concretos en los que Google Ads puede calificar su anuncio como válido, pero sin embargo, acompañándolo con ciertas restricciones específicas:

3.1. Contenido para niños

Las aprobaciones de “Contenido para niños” conllevan la exclusión de ciertas prácticas relacionadas con la redacción de los anuncios relacionados.

Evidentemente, todo el contenido mostrado, incluyendo a nivel gráfico, debe ser adecuado para una audiencia menor de 13 años. Se excluyen además, las tácticas publicitarias personalizadas, como lo es la exclusión de audiencia  a nivel demográfico.

3.2. Aprobado con limitaciones

El anuncio ha sido calificado como válido por Google, por lo que será publicado con normalidad al no infringir ningún término de sus políticas publicitarias. Sin embargo, la plataforma lo ha señalado como perteneciente a una categoría específica, lo que puede dar lugar a algunas restricciones.

Un ejemplo sería el expuesto anteriormente: un anuncio que oferta su producto mediante contenido que podría clasificarse como inapropiado a pesar de cumplir con las políticas publicitarias.

3.3. Industrias específicas

Finalmente, decir que cada industria tiene sus propias características concretas y junto con ellas, una serie de puntos que Google podría interpretar como inapropiado.


Lo mejor siempre será, además de estar al tanto y al día de las políticas de uso de la plataforma, hacer pequeñas pruebas y tener preparadas versiones alternativas de sus anuncios por si el enfoque elegido no encaja con lo solicitado a los anunciantes.

 

4. Cómo apelar los anuncios rechazados

(Nota: Las notificaciones de rechazo relacionadas con la infracción de políticas de “Productos o servicios peligrosos”, no admitirán ningún proceso de apelación.)

Tanto si la notificación de rechazo se debe a un error del sistema de análisis de Google, como si creemos que el contexto del anuncio necesita una segunda revisión para ser aprobado, es probable que no queramos quedarnos de brazos cruzados. En su lugar, Google nos da la opción de comenzar un proceso de apelación.

(Ante todo, aclarar que es necesario ir con los deberes bien bien hechos y asegurarse de que no haya ningún pequeño detalle de tus anuncios que te esté dando problemas y tenga una solución tan fácil como hacer un sencillo cambio y volver a enviarlo).

En caso de estar seguros de tener una razón de peso para defender tus decisiones publicitarias ante Google, ¡adelante con ello!

Para comenzar el proceso de apelación, encontraremos la opción “Apelar” al colocar el cursor sobre el mensaje de “Rechazado” que aparecerá en la columna de estado. Haciendo clic en esta opción, podremos seleccionar los anuncios por los queremos solicitar el proceso. 

El estado del proceso de apelación suele tener por lo general, unos pocos días hábiles de duración*, y podrá seguirse desde la barra de herramientas superior de nuestro panel, en el “Administrador de Políticas”.


*Debido a la situación de pandemia, Google trabaja con equipos reducidos, lo que puede dar lugar a un tiempo de espera algo mayor.

 

5. Conclusión

Verte en esta situación como anunciante no es nada agradable, evidentemente.

Con esto, la mejor estrategia que puedes seguir es asegurarte de antemano de que tus anuncios están correctamente planteados. 

Evidentemente, siempre pueden existir palabras mal escritas que pasen desapercibidas y acaben entrando y perjudicando el anuncio en cuestión, o simplemente un error en la URL de destino del que no tienes constancia. Pequeños errores que pueden hacerte perder mucho tiempo.

Es por ello que un rechazo por parte de Google Ads no tiene por qué significar algo malo in situ.

Piénsalo así:

Si uno de tus anuncios lleva a una página de destino inadecuada o que no funciona, esto va a ser una noticia igual de mala para tu inversión en Ads, ¿no te gustaría enterarte lo antes posible para poder corregirlo?

Lo que no interesa, como comentaba, es el tiempo extra que toca invertir en revisar y detectar esos fallos que hacen cojear tus campañas.

Lo mejor siempre será asegurarte de que tienes todos los puntos cubiertos de antemano.

Y aquí es donde Quarizmi podemos ayudarte.

Llevamos desde 2014 desarrollando y mejorando a diario nuestra propia tecnología de automatización, basada en los últimos avances en IA y Machine Learning. Con ella, ofrecemos a nuestros clientes la posibilidad de multiplicar sus resultados en Ads mediante la creación y gestión de nuevas campañas basadas en el Long-Tail.

De este modo, no tendrás que volver a preocuparte en tener que quitar el tiempo que necesitas para tareas mucho más importante para ti y para tu negocio. 

Puedes informarte más sobre las ventajas de nuestra tecnología sobre tus campañas o directamente solicitar una demo a través de nuestra página web quarizmi.es

¡No dejes que tus campañas de Ads sigan haciendo que el tiempo se te escurra entre los dedos!

JOS (sin la E)